Extremos

?Qué es la vida, qué es la muerte,
qué es la oscuridad y la luz,
qué es la desgracia y la suerte,
qué es lo débil y lo fuerte,
lo fácil ó a cuestas con la cruz?

Si es blanco, no es negro,
si es alto, no es nada bajo,
ni el cielo es un infierno,
ni el gato pasa por perro,
ni el ocio quiere al trabajo.

El hombre es para la mujer
y la mujer para el hombre;
la cuchara es para comer
y las gafas son para ver
y el mundo de ricos y pobres.

Ni el cuerpo vive sin alma,
ni hay verano sin primavera,
ni hay estrés sin la calma
ni una noche sin alba
ni ríos sin tener riberas.

?Qué es un jardín sin sus rosas
y un mar sin sus marineros?;
qué es la mujer sin ser hermosa
y una pluma en mano sin prosa
y la miés sin un molinero?

El Rey tiene una corona
el río nace de un mantial;
la vida no es para bromas
no hay iglesia sin Roma
ni cárcel sin un criminal.

En el cielo y en la tierra,
en el desierto y población,
en el llano y en la sierra
no hay paz sin que haya guerra,
ni odio después de un amor.

?Qué es un fumador sin tabaco
ó un avión sin un piloto?.
El gordo prefiere ser flaco,
el perro está contra del gato,
tampoco hay listos sin tontos.

La cocina sin un cocinero
es como un río sin agua,
como una cartera sin dinero,
como mar sin barca ó velero,
como lluvia sin un paraguas.

Que no hay poesía sin poeta,
ni cuadro sin un pintor,
que con su pluma ó paleta
reparta color y mil letras
despierto ó de soñador.

A. Albarrán