Canto a España

Así nació mi España,
de Europa la entraña
un día, como hazaña,
ergiga y con maña;
así nació tu España.

!Cuánto se ha escrito de tí,
cuánta vida y cuánta historia,
qué valentía y qué gloria
aunque yo no viva allí!.

Machado por tierras de Soria
te escribió versos con su pluma,
gitana en color de aceituna,
la dama de sus memorias.

España el jardín que perfuma,
balada de magia y belleza
que en luz vestida ó pobreza
te envidian mil soles y lunas.

Con qué ternura y destreza
canta y llora tu guitarra,
con qué alegría canta la cigarra,
!vaya un pueblo, con entereza!.

Ya sea de cante y de farra,
ó de pasodoble en la fiesta
España grande se manifiesta
Olé!, salerosa y con garra.

Esta es la España, !sí! esta;
la cocina con sus asados
los bailes de enamorados
y labriegos en alba y de siesta.

Hay taconeo en tus tablados,
y sol en el azul de tu mar
y en todos tus pueblos un bar
con tapas y vino ajerezado.

Toros y palmas al cantar,
niños, gitanillos callejeros,
tizones debajo sus sombreros
pensando solo en jugar.


España, !yo te venero!.
Quijotesca tu sangre valiente
a beber me voy de tu fuente;
la miel que engendran tus senos.

Creció en mi huerto tu simiente
prendida de mi corazón,
es mi España y !con razón!,
la tierra que mi alma siente.

Si supieras España el punzón
que espeta quien no te quiere
y cómo a puñalada hiere
a mi alma sensible en sazón.

Si España querida supiere
que su sangre es de un galante
y que tiene siempre un amante
!que te quiero!, que te quiere.

Yo sé que con vino y buen cante
voy matando así las penas
que estar fuera de tí es condena,
!hay!, !qué dolor y vaya aguante!.

Y es que corres por mis venas
y te quiero tanto.., tanto,
que ni por malo, ni por santo
he de olvidarte, !morena!.

La Virgen del Pilar con su manto
y la Virgen santa del Rocío
nacieron en tí junto a un río
regalándote mil encantos.

En tus plazas toros bravíos
y en tus bodegas alegría;
de Santander a Punta Umbría
españoles con gran señorío.

Hay, !qué España y con qué valía!,
!qué recuerdo es y qué bello!,
!con qué amor llevo tu sello!,
España, la del alma mía.

A. Albarrán